¿Qué necesitas saber si estás pensando en comprar una hamaca colgante?

¿Qué necesitas saber si estás pensando en comprar una hamaca colgante?

Elegir una hamaca para la vivienda es un proceso relativamente sencillo, ahora bien, si no tienes idea de por dónde empezar y es la primera hamaca que te compras es recomendable que tengas en cuenta algunos aspectos. Estos te ayudarán a guiarte en el proceso de elección de tu hamaca y te garantizarán que aciertes con tu nuevo producto. En este artículo te explicamos todo lo que debes saber a la hora de comprar hamacas colgantes. Sigue leyendo para más información.

Los tipos de hamacas

La hamaca es la reina de la casa. Este producto se alza entre los demás como el lugar preferido para descansar la siesta, para pasar las tardes leyendo un libro, para hablar por teléfono, para desconectar e, incluso, como sustituta de la cama. A la hora de comprar una hamaca colgante hay que tener en cuenta qué tipo de hamaca estás buscando, puesto que no es lo mismo comprar hamacas de macramé, comprar tumbonas colgantes o comprar sillones colgantes. Estos son los distintos tipos de hamacas que podemos encontrar:

  • Hamacas colgantes: Estas hamacas son la más populares, aquellas que están hechas con algodón —por lo general— y que se utilizan para colgar tanto en exteriores como en interiores. Ahora bien, si estás pensando en comprar hamacas colgantes debes tener en cuenta que en este grupo podemos encontrar varios modelos, como son las hamacas paraguayas, las hamacas con barra separadora, las hamacas multiaventura, las hamacas mexicanas, las hamacas de red…
  • Sillas colgantes: Las sillas colgantes son un tipo de hamacas con forma de silla o sillón. Estas ocupan menos espacio que las hamacas colgantes tradicionales —por lo general, suelen ser destinadas a una o dos personas— y suelen estar hechas con algodón. Ahora bien, las sillas colgantes también están disponibles en varios modelos, como las sillas colgantes acolchadas, las sillas colgantes con separador, las sillas colgantes huevo…
  • Tumbonas colgantes: Se trata de hamacas con forma de tumbona colgante. Esta tiene mayores dimensiones que la silla colgante y, por lo general, suele contar con un soporte de madera y un acolchado de algodón para proporcionar un gran confort.

Las dimensiones de la hamaca y el espacio disponible

Otra de las cosas que debes tener en cuenta al comprar hamacas colgantes, ya sea cuando vayas a comprar hamacas macramé, comprar hamacas de jardín o cualquier otro tipo de hamaca es el espacio que dispones para ellas. Dependiendo del tipo de hamaca que elijas y del modelo de la misma, esta tendrá unas dimensiones más grandes o más pequeñas. Por ello, es importante que te fijes en las especificaciones y características del producto antes de comprar hamacas colgantes. En caso de que estas no aparezcan, lo más recomendado es que preguntes en la tienda —tanto si es física, como si es online—.

Por lo general, recuerda que al colgar una hamaca está puede ocupar unas dimensiones de entre 2.5 metros y 4 metros. Como referencia, para las hamacas colgantes tradicionales, es conveniente guardar la siguiente distancia mínima:

  • Individuales: de 2.60 a 3 metros.
  • Doble: de 3.3 a 3.5 metros.
  • Familiar: de 3.5 a 4 metros.
  • Infantil: 2.5 metros, aproximadamente. 

Comprar hamacas colgantes: ¿Interior o exterior?

Otra de las cuestiones que debes plantearte es si quieres una hamaca de interior o una hamaca de exterior —o una que cumpla con las dos funciones—. Y es que, no es lo mismo comprar hamacas de jardín —como las tumbonas colgantes— que comprar las hamacas macramé, comprar sillas colgantes de algodón o sillones colgantes con forma ovalada. Cada una es más recomendada para un espacio de la vivienda.

Lo que debes tener en cuenta es el material con el cual han sido fabricadas, sobre todo, cuando la hamaca vaya a ser instalada en el exterior de la vivienda —ya sea en terrazas, balcones o jardines— ya que este podría deteriorarse si no está preparado para las inclemencias del tiempo. Las hamacas colgantes de red, por ejemplo, son un tipo de hamacas muy resistentes ideales para exteriores e interiores. Ocurre lo mismo con las hamacas que han sido fabricadas con algodón —este material aguanta muy bien las temperaturas y es resistente al agua, además tiene una gran cantidad de ventajas, aparte de la comodidad que proporciona—.

El diseño o color

Esencial cuando vayas a comprar una hamaca colgante. Como decíamos al principio, la hamaca es la reina de la decoración, la que más va a destacar —tanto en el interior de la vivienda, como en el exterior—. Por ello, debes asegurarte de que esta encaje con la decoración general. En este artículo te explicamos cuáles son las claves para integrar una hamaca en la decoración de la casa. Como referencia, debes tener en cuenta que el color debe ir siempre en consonancia con la decoración general, así como los objetos que estén a su alrededor. A la hora de elegir el color de una hamaca puedes fijarte en algunos elementos como las cortinas y alfombras, así como en las paredes —cuando sea para el interior—, para que vaya en sintonía con estos.

Comprar soporte para hamacas y fijaciones

Fundamental, algo que muchos olvidan a la hora de comprar una hamaca colgante, es comprar el soporte para hamacas, así como las fijaciones. El soporte para las hamacas es la estructura que se utiliza para colgar las hamacas, por ejemplo, las sillas colgantes. El soporte tiene que estar hecho de un material duro y resistente —como la madera maciza o el metal—, además de proporcionar estabilidad y evitar que con el balanceo la hamaca pueda caer al suelo. Es muy recomendable que antes de comprar el soporte para hamacas calcules también las dimensiones que dispones para ello.

En el caso de las fijaciones, estos productos son utilizados para enganchar las cuerdas de las hamacas a los árboles o estructuras de la vivienda —sobre todo, para las hamacas colgantes tradicionales—. Por ejemplo, si vas a comprar hamacas de jardín. Podemos encontrar fijaciones con cuerdas, con cadenas, con correas…