4 ideas para decorar con sillas colgantes

4 ideas para decorar con sillas colgantes

A medio camino entre el columpio y la hamaca, las sillas colgantes se presentan como una alternativa de estilo y garantía de relax. ¿A quién no le gusta mecerse por un buen rato sobre ellas?

Independientemente de si las preferimos colgantes de techo o con soporte, mecidos sobre ellas, disfrutamos de una gran confort y desconexión del ajetreo rutinario. A día de hoy, podemos encontrar una amplia variedad de diseños, modelos y tamaños, por lo que, sea cual sea el estilo de tu hogar, encontrarás la silla colgante adecuada.

Desde las fabricadas en materiales naturales hasta las realizadas en resina, metal o plástico, lucen las más diversas tonalidades, lo que les permite adaptarse a entornos vintages, industriales, escandinavos, minimalistas, pop, entre muchos otros. Las combinaciones son infinitas.

Por ello, te proponemos una selección de ideas para inspirarte e incluir una confortable y decorativa silla colgante en el interior de tu hogar. Pero, antes de ello, ¿qué debemos de tener en cuenta a la hora de elegir la silla colgante adecuada? ¡Te lo contamos!

Aspectos importantes para elegir una silla colgante

Del mismo modo que valoramos ciertos aspectos a la hora de elegir los muebles para nuestra casa, también habremos de considerar algunos factores en la elección de la silla colgante.

Encontraremos muchas alternativas, desde las suspendidas en el aire hasta las que cuentan con un soporte, pero habremos de escoger aquella que mejor se adapte tanto a las necesidades de nuestro hogar como al estilo decorativo del mismo.

  • Peso que soporta: tanto si la silla colgante es de techo como si no, habremos de respetar la carga que soporta para evitar que se vuelque. Para evitar posibles caídas aparatosas, habremos de considerar la capacidad de carga máxima indicada por el fabricante, donde encontraremos detallado el peso previsto.
  • Movilidad: ¿cuál es tu espacio disponible? ¿cómo está configurada la habitación donde quieres instalar la silla colgante? En el caso de la silla colgante de techo, disfrutarás de un rango completo de movimiento, mientras que, en el caso de la silla con soporte, las posibilidades de moverte se reducen. Esta última, es una opción ideal para instalarla en la terraza o en las habitaciones de pequeñas dimensiones.
  • Instalación: aspecto a tener en cuenta, sobre todo, para las sillas colgantes de techo. Las que cuentan con soporte no han de ser instaladas de ninguna manera especial, simplemente ubícalas donde quieras. Sin embargo, para las sillas colgantes de techo, habremos de comprobar las condiciones de la estructura que va a soportar el anclaje y el peso de la silla. Además, la distancia entre el suelo y el punto de anclaje también es un aspecto a tener en cuenta, a fin de evitar que la silla roce el suelo.

Una vez hemos considerado estos puntos esenciales, te presentamos 4 ideas de decoración para tu hogar de la mano de las fantásticas sillas colgantes.

Para los entornos más naturales

¿Tu casa apuesta por el uso de materiales naturales como la madera, el algodón o el lino? No te pierdas esta opción. Las sillas colgantes con asiento de mimbre han conquistado los entornos que apuestan por una decoración natural, hogareña y cálida.

  • Ideal con tonos neutros: Suelos de madera, colores neutros para los muebles y superficies en blanco, crean el entorno ideal para incluir una silla colgante. Los diferentes materiales con los que se confeccionan las sillas te permitirán incluirla en cualquier estilo decorativo. Por ello, escoge aquella que continúe en la línea del estilo que has escogido para tu hogar.
  • La iluminación les sienta bien: En origen, las sillas colgantes estaban pensadas para su uso en exteriores. Terrazas, patios, entornos campestres, eran los lugares escogidos para lucir y disfrutar de estas confortables sillas. Sin embargo, marcaron tendencia y se extendió su uso en interiores. Por ello, aquellos que gocen de un buen caudal de luz natural, harán brillar a las sillas colgantes.
  • ¿Mucho espacio? Colgante de techo: El relax que proporcionan las sillas colgantes se potencia cuando están instaladas en el techo, ya que nos permite disfrutar de su balanceo, generando ese efecto inmediato de relajación. Por ello, si cuentas con mucho espacio disponible y, sobre todo, tu techo lo permite, no dudes en instalarlas en el techo.

Equilibrio entre lo industrial y lo cálido

El eclecticismo en la decoración tiene, como resultado, entornos tan acogedores como el que vemos en la imagen.

  • Para el estilo industrial: El ladrillo a cara vista, la estructura metálica de la mesa y el negro escogido para la silla colgante, evocan un entorno muy moderno, en el que se apuesta por la belleza de los elementos estructurales. Así, se ha elegido el acero como material para esta silla colgante con soporte.
  • Ideal para relajarse: Las sillas colgantes con soporte son ideales para crear ese rincón de relajación dentro de las viviendas. El modelo tipo huevo, llamado así por su forma, ofrece sensación de recogimiento y confort, que siempre puedes potenciar incluyendo un buen cojín, tal y como vemos en la imagen.
  • ¿Poco espacio? No lo dudes: Las sillas colgantes con soporte presentan grandes atractivos, como su fácil y rápida instalación, así como la posibilidad de incluirlas, prácticamente, en cualquier ubicación. Podrás situarla, a diferencia de las colgantes de techo, cerca de las paredes, ventanas o muebles.

Para entornos minimalistas

Para aquellos hogares que apuesten por una decoración reducida a los elementos funcionales, una silla colgante se presenta como la mejor excusa para aportar un toque extra de ornamentación y calidez.

  • Junto a la cama: la sensación de confort y calma que transmiten las sillas colgantes, las convierten en las compañeras ideales de la cama. Los dormitorios son la estancia elegida por muchos para crear su rincón de paz y relax. Poténcialo incluyendo una silla colgante.
  • Acompáñala de textiles: mantitas y cojines en materiales como el algodón o el lino, favorecen en gran medida a las sillas colgantes. ¿La razón? Ayudan a acrecentar, por un lado, la comodidad y el bienestar y, por otro, refuerzan la faceta cálida y hogareña de las sillas colgantes.

Plus de confort en el salón

Junto al dormitorio, el salón es la estancia del hogar en la que nos relajamos, descansamos y desconectamos del trabajo y la rutina diaria. ¿Qué mejor ubicación para una silla colgante?

  • Ligereza y adaptabilidad: uno de los puntos fuertes de las sillas colgantes es que no necesitas mucho espacio para instalarlas. Se trata de asientos ligeros y aptos tanto para exteriores como para interiores. Además, por lo general, son individuales, por lo que no ocupan demasiado espacio. Si apuestas por las colgantes de techo, ganarás aún más ligereza.
  • Para interiores, apuesta por lo natural: materiales como el plástico o el acero, resisten muy bien las inclemencias climáticas, por ello son ideales para exterior. Sin embargo, en interiores, apuesta por los materiales naturales que aportarán calidez y decoración a tu hogar.