Los 7 mejores complementos de decoración a juego para hamacas colgantes

Los 7 mejores complementos de decoración a juego para hamacas colgantes

La elección de una hamaca es un proceso muy importante en la decoración de la casa, ya que esta —en conjunto con las camas y los sofás, sobre todo cuando se habla de hamacas de interior— representan uno de los objetos más significativos y llamativos, razón por la cual debe combinar con la decoración —sobre todo con la decoración relajante—.

Podemos encontrar muchos tipos de hamacas, como son las hamacas colgantes —en cualquiera de sus variedades—, los sillones colgantes y las tumbonas colgantes. Estas, como hemos explicado en alguna ocasión, pueden estar fabricadas con distintos tejidos —como son las hamacas de algodón, las de cuerda, las de nylon y las de fibra— y contar con diseños de todo tipo —con colores más llamativos o menos—.

Si queremos que la hamaca se adapte perfectamente a nuestro hogar, entonces debemos tener muy en cuenta sus características pero, también, que los complementos de decoración presentes vayan a juego. A continuación, te explicamos cuáles son los mejores objetos para lograr una decoración relax en harmonía con la hamaca y nuestro espacio para el descanso. Analizamos los más destacados objetos de decoración de interiores a juego con la hamaca. Sigue leyendo para conocer cuáles son.

Cojines

Como no podía ser de otra forma, los cojines de la casa y hamaca deben ir en consonancia. Lo ideal es que estos sean colocados en la propia hamaca por lo que habrá que fijarse en cuáles son los colores predominantes para elegir uno que se ajuste a ella. Podemos encontrar varios tipos de cojines en el mercado dependiendo de sus funcionalidades —como los cojines antiescaras o los cojines para las lumbares—. En este caso, la función principal de estos objetos es meramente decorativa, así que cualquiera que combine con la hamaca en cuanto a colores o estilo puede servirnos. Podemos optar, por ejemplo, por cojines cuadrados con relieve y tejidos a modo de costura. Aunque también por cojines puramente lisos. Los cojines estampados no suelen combinar demasiado bien con las hamacas, es mejor decantarse por una única tonalidad.

Mantas

Las mantas son el complemento de decoración ideal para la temporada de frío. Si cuentas con una hamaca de interior, seguro que una manta te vendrá muy bien para poder aprovechar la hamaca durante todo el año. En este caso, lo más recomendable es que optes por una manta a juego con el mismo diseño de la hamaca o muy similar. También puedes optar por combinar los materiales de ambos productos, eligiendo una manta hecha con algodón o de lana. Además, las mantas —al igual que los cojines— forman parte de la decoración relajante —o decoración relax—. Esto es así debido al confort que nos proporcionan, a su suavidad, a su protección frente al frío y a la sensación de seguridad que generan. Se trata de un complemento muy recomendable, práctico y útil.

Alfombras

Este complemento forma parte de la decoración fija del hogar. Es decir, no suele ser cambiado de lado ni retirado. Es por ello que resulta tan importante prestar atención a las alfombras, si es el caso que no tienes. Las alfombras sirven para proteger el suelo de nuestra casa, sobre todo cuando se trata de madera, pero también para vestirlo, para hacer más agradable la pisada al caminar descalzos, para dar color al hogar y para delimitar los espacios, entre otras. Un complemento de decoración tan importante debe ir a juego con la hamaca —o viceversa—. Además, debido a sus prestaciones, se convierte también en un objeto relajante ideal para conseguir una decoración de la habitación relax. 

Plantas

El origen de las hamacas está muy ligado a la naturaleza, a enclaves mágicos y naturales como la península del Yucatán —y sus antiguos pobladores maya— y a algunos países de Sudamérica, además de las populares islas del caribe. Se trata de lugares donde la vegetación siempre es abundante, donde la naturaleza se adueña de prácticamente todo. Por ello, la mejor forma de ir en consonancia con las hamacas es instalar plantas en el mismo espacio. Con ello conseguiremos una decoración de la habitación relax ideal. El espacio para la decoración relajante alcanzará su cúspide, lo que nos beneficiará a la hora de conciliar el sueño, mejorar la calidad o simplemente relajarnos.

Jarrones

Como decíamos al principio, son muchos los tipos de hamacas y materiales —o tejidos— de estas que podemos encontrar en el mercado. La decoración de interiores de casa y hamacas debe adaptarse a cada caso, ahora bien, es aconsejable que siempre se tienda hacia la decoración relax, que es la función principal de las hamacas. Los jarrones son elementos decorativos muy ligados a la tierra, la naturaleza y la calma, muchos de ellos están hechos de barro o cerámica. Estos últimos son la mejor opción para combinar con nuestra hamaca. 

Mesitas

Las mesitas, a parte de decorativas, también resultan muy útiles y prácticas para dejar los libros, la tableta o mando de la tele —y que podamos tenerlos al alcance cuando nos encontramos tumbados en la hamaca—. Se trata de encontrar un equilibrio con el diseño general de la hamaca, con sus colores y con los materiales con los cuales ha sido fabricada.

Flexos

Comentábamos en el punto anterior que podíamos utilizar mesitas para complementar la decoración a juego de la casa y la hamaca. Pues bien, en estos casos también podemos optar por instalar un flexo que se adapte al diseño de nuestro objeto preferido de relax. Los flexos, además de formar parte de la decoración de interiores en la mayoría de los hogares —ya que existen una infinidad de diseños y modelos—, también cumplen con la útil función de ambientar la zona con una luz tenue pero suficiente para ver cuando se hace de noche. Se trata de un complemento de decoración fundamental.

Reposapiés

Continuando con la decoración de la habitación relax con hamacas y los complementos necesarios, no podemos dejar de lado los reposapiés. Estos objetos resultan muy útiles para aliviar los puntos de presión en los pies y parte de las piernas, al igual que ocurre con las hamacas. Por ello, se adaptan perfectamente a la zona de relax en la cual esté instalada la hamaca.